Normas de uso y acceso

Con el objetivo de ofrecer un entorno acogedor para la lectura, el aprendizaje y el desarrollo de las actividades del centro, la Biblioteca Insular solicita a todos los usuarios y  visitantes que cumplan con las siguientes normas:

No está permitido:

  1. Conductas que perturben o interfieran en el funcionamiento normal de la biblioteca o que molesten a usuarios o visitantes.
  2. Ruidos excesivos como hablar en voz alta.
  3. Fumar.
  4. Consumir comida en las salas excepto en la cafebrería (terraza) siempre que no se celebre una actividad en este espacio; y, en la sala infantil, a menores de once años.
  5. Consumo de alcohol o de drogas ilegales. Se permitirá el consumo en las salas de bebidas no alcohólicas en envases con cierre hermético.
  6. Uso de bicicletas, patines, patinetas u objetos similares.
  7. Hablar por el móvil, salvo en la cafebrería (terraza) siempre que no se esté celebrando una actividad.
  8. Traer animales, a menos que se trate de perros - guía.
  9. Dañar, destruir o utilizar inadecuadamente el material propiedad de la biblioteca. Incluye la desactivación de equipos, cambiar el hardware, software o configuración de los ordenadores o utilizarlos para objetivos que no sean los designados por el centro. 
  10. Uso inadecuado de los baños, como lavar la ropa y bañarse.
  11. Lenguaje o gestos obscenos u ofensivos o conductas impúdicas.
  12. Acoso o conducta amenazante.
  13. Posesión de armas.

Para garantizar el buen funcionamiento de los servicios,

Tenga en cuenta además que:

14. La biblioteca no es responsable de la pérdida, robo o daño de objetos personales en sus instalaciones.

15. No se admitirá la reserva de puestos de lectura. El personal o vigilantes de seguridad podrán retirar, al mostrador más cercano, las pertenencias que los usuarios dejen en los puestos de lectura, si se ausentaran más de 15 minutos. 

16. Los puestos de lectura con ordenadores son de uso preferente para los usuarios que necesitan acceder a ellos. 

17. Los objetos encontrados se guardarán por un periodo de 15 días. Transcurrido dicho plazo, aquellos objetos identificativos o de especial valor serán depositados en la oficina de objetos perdidos de la Policía Local (Miller Bajo).

18. Los vigilantes de seguridad y el personal podrán pedir la inspección de las pertenencias del usuario o visitante a la entrada o salida del centro. 

19. El personal y los vigilantes de seguridad podrán solicitar a un visitante que muestre su tarjeta de la biblioteca u otro documento de identidad en cualquier momento por algún incidente puntual que requiera su identificación.

20. Los menores de once años deberán estar acompañados en todo momento por un adulto responsable del mismo. La biblioteca no se hace responsable del incumplimiento de esta norma.

21. Los vigilantes realizarán un control de acceso los fines de semana y festivos, durante todo el día, y de 21 a 8 horas el resto de los días siendo obligatorio presentar un documento de identificación: carné de la biblioteca o cualquiera de la Red de Bibliotecas de Canarias (BICA) que incluya fotografía, o DNI, NIE, Carné de Conducir o Pasaporte. Esta acción debe repetirse cada vez que se abandone el centro y se vuelva a acceder a él si en este periodo de tiempo ha habido un cambio de turno del personal de vigilancia.

22. Para el acceso a los equipos informáticos el visitante, previamente, se inscribirá en el mostrador de entrada a la biblioteca siendo necesario presentar cualquier carné de los mencionados.

23. Los grupos numerosos que deseen visitar la biblioteca deben obtener autorización con anterioridad.

24. Para realizar fotografías o grabaciones en las instalaciones de la biblioteca se requerirá autorización previa.

25. Ciertas salas o  espacios de la biblioteca tienen restricciones adicionales.

26. Los usuarios que necesiten adaptaciones razonables para el uso habitual de la biblioteca pueden solicitarlas al personal o vigilantes del centro.

27. El personal o los vigilantes de seguridad podrán proceder a la expulsión de los usuarios que incumplan cualquiera de estas normas por un periodo de tiempo que se determinará en cada caso, por la dirección del centro, perdiendo dichos usuarios los privilegios que le ofrece la biblioteca. 

28. Las dependencias están controladas por cámaras de vigilancia.

29. Los usuarios disponen de hojas de sugerencias y reclamaciones en los mostradores de información.