Un curso en la Biblioteca Insular propone a los bibliotecarios fórmulas imaginativas para contrarrestar los efectos de la crisis

28 oct 2014

Este miércoles, día 29, y el jueves, día 30, tendrá lugar en la Biblioteca Insular el curso ‘Cuando menos puede ser más: recetas bibliotecarias en tiempos de crisis', que impartirá el profesor asociado de Biblioteconomía y Documentación de la Universidad de Murcia Francisco Javier García Gómez.

El mencionado curso, de carácter teórico-práctico e inscrito en el programa de la XVI edición del Encuentro de Bibliotecarios Municipales de Gran Canaria, previsto el día 31 en Gáldar con la presencia del coordinador general de Cultura, Patrimonio Histórico y Museos del Cabildo, Larry Ávarez, se desarrolla en horario de mañana (de 09.00 a 13.00 horas) en el Aula de Apoyo 2 de este centro gestionado por la Corporación Insular en el número 7 de la capitalina calle Remedios.

García Gómez abordará con los alumnos las principales cuestiones a considerar para una gestión óptima de los recursos y servicios bibliotecarios en una situación de crisis como la que viven algunos centros públicos, todo ello a partir de la experiencia puesta en marcha en la Biblioteca Municipal de la localidad de San Javier (Murcia), que cumple 40 años.

Actualmente, el citado municipio murciano cuenta con tres bibliotecas municipales: la Biblioteca Municipal Central de San Javier y las  filiales de Santiago de la Ribera y de La Manga del Mar Menor. Las Bibliotecas Municipales de San Javier ganaron en 2012 el Premio María Moliner para el Fomento de la Lectura, que anualmente convoca el Ministerio de Cultura, en la categoría de municipios de más 20.000 habitantes.

En el transcurso del curso, Gómez ofrecerá supuestos y ejemplos prácticos de reacción ante la crisis, con ideas innovadoras a coste cero, que sorprenden a los usuarios de las bibliotecas y generan estímulos hacia el fomento de la lectura desde perspectivas distintas.

Según señala, "la idea de las bibliotecas municipales de San Javier es ofrecer toda clase de actividades de todo tipo -de animación, concursos literarios, ciclos culturales, acciones formativas basadas en internet y la web 2.0-, si es posible con coste cero, para reafirmar que la crisis económica no contagia a la imaginación y la inventiva, ofreciendo servicios de calidad y buscando alianzas y apoyo en diversas instituciones". El profesor aclara que sin ser exclusivo de este centro, asume la "Declaración de Murcia sobre la acción educativa y social de las bibliotecas pública en tiempos de crisis de 2010" que considera la crisis económica "como una oportunidad de incrementar la utilidad de las bibliotecas y lograr el máximo reconocimiento de su labor y rentabilidad social".

Para el profesor García Gómez, "la biblioteca puede ser uno de los mejores lugares de encuentro entre los mayores y los jóvenes, donde se produzcan intercambios de información intergeneracionales. Se dan los ejemplos de las bibliotecas públicas de San Javier, en Murcia, la de Monroeville, en Estados Unidos, la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos de Chile y el Club de Narradores del Departamento de Mediana y Tercera Edad de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad Nacional de Entre Ríos, Argentina, entre otras muchas".

Compartir en Facebook Compartir en Twitter