‘Confidencias de un apestado’, de Javier Santos, obtiene el Premio Regional de Narrativa Breve Dolores Campos-Herrero

21 dic 2016

La Consejería de Cultura del Cabildo de Gran Canaria acaba de conceder el Premio Regional de Narrativa Breve Dolores Campos Herrero, al autor Francisco Javier Santos Rebollo por la obra ‘Confidencias de un apestado’. El jurado de la primera edición de la mencionada convocatoria impulsada a través del consejo asesor del Pacto por la Lectura y Escritura de Gran Canaria, también decidió otorgar una mención especial al galdense Guillermo Quesada Barriuso por  su obra titulada ‘Uno de cada’.

El Premio Regional de Narrativa Breve Dolores Campos Herrero, una iniciativa de carácter bianual que pretende estimular el pensamiento creativo a través de la práctica de la escritura, además de recordar la prolífica obra literaria de la mencionada periodista y autora nacida en Tenerife en 1954 y fallecida en Gran Canaria en 2007, está dotado con un único premio de 4.500 euros brutos.

El jurado integrado por la escritora Elsa López; Ramón Betancor, escritor y editor jefe de los Servicios Informativos de Radio Televisión Canaria; María Henríquez, representante en España del Gremio Internacional de Mujeres Escritoras; Javier Hernández, crítico literario y, Rubén Benítez, profesor y colaborador habitual de las páginas culturales de Revista de Letras de La Vanguardia, valoró de la obra premiada de Santos Rebollo, ‘Confidencias de una apestado’, según consta en el acta, “la concepción literaria de la obra, con una idea cerrada y bien desarrollada, veraz en su originalidad y con una calidad literaria reconocible como narrativa”. En el caso de la obra del autor galdense Quesada Barriuso, ‘Uno de cada’, el jurado admite “la excelente colección de relatos, su temática variada y la versatilidad de éstos”.

Al premio podían presentarse todas aquellas personas mayores de edad y residentes en Canarias, con una sola obra inédita de temática libre, escrita en español, que debía ajustarse al concepto comúnmente aceptado de novela corta o relato breve.

El premio de Narrativa Breve Dolores Campos Herrero se articula como una acción enmarcada dentro del Plan de Fomento a la Lectura y Escritura para Gran Canaria (2015-2020), que impulsa y lidera el Cabildo de Gran Canaria, a través de la Consejería de Cultura que dirige Carlos Ruiz. El jurado de dicho premio fue designado por el Observatorio de la Lectura y Escritura de Gran Canaria.

Desde la Mesa de Trabajo dedicada al desarrollo creativo en Gran Canaria denominada ‘Literatura para adultos e infantil, propuestas de difusión y estímulo para la creación literaria’ y dependiente del Observatorio de la Lectura y la Escritura de Gran Canaria, se ha trabajado por dar cumplimiento a los objetivos definidos por el Consejo Asesor del Pacto, entre los que figuran estimular el pensamiento creativo a través de la práctica de la escritura, potenciar la formación de escritores en Gran Canaria (sobre todo en el ámbito de la literatura infantil y juvenil), mejorar los canales de distribución de obras propias de la literatura canaria y potenciar una mayor presencia de nuestra literatura en el mercado editorial nacional.

La escritora Dolores Campos Herrero mantuvo con la literatura una relación fértil y generosa a través del cuento, con el que mantuvo un intenso idilio de muchos años. Publicó en vida quince libros y tres plaquettes. Fue periodista en distintos medios canarios y en su última etapa profesional se ocupó de la información cultural en TVE. Su dedicación principal fue la cultura, y específicamente la literatura. La poesía, la narrativa y la literatura infantil fueron sus principales ocupaciones literarias, aunque realizó alguna que otra incursión en la escritura teatral con obras como ‘Apúrate, que llegas tarde’, sobre el espinoso tema del acoso escolar. Esta activista cultural colaboró en revistas como El Urogallo, Quimera, El viejo topo, Cuadernos del Ateneo de La Laguna, La Plazuela de las letras y Disenso. El último de sus libros se tituló ‘Eva, el paraíso y otros territorios’ y otras entregas suyas fueron ‘Channel número cinco’, ‘Daiquiri y otros cuentos’, ‘Basora’, ‘Alejandra me mira’, ‘Azalea’ (con el que ganó en 1993 el Premio Atlántida de Literatura Infantil), ‘Siete lunas’ y ‘Veranos mortales’.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter