SE PRESENTA MAÑANA VIERNES, DÍA 16, EN LA BIBLIOTECA INSULAR EL ÁLBUM ILUSTRADO ‘LA GOTA’, DEL AUTOR DANIEL MARTÍN Y LA ARTISTA ROSA MARERRO

15 dic 2011

Mañana viernes, día 16 de diciembre, a las 19.00 horas, el consejero de Cultura y Patrimonio Histórico y Cultural del Cabildo grancanario, Larry Álvarez, presentará en la Biblioteca Insular el álbum ilustrado La gota, con texto de Daniel Martín e ilustraciones de Rosa Marrero, y que en la pasada edición del Concurso Internacional Álbum Ilustrado Biblioteca Insular de Gran Canaria, que convocan el Cabildo y la Editorial Edelvives, obtuvo el premio en la categoría de Autores Canarios.

El citado volumen que ya ha puesto en circulación en las librerías de las Islas la editorial canaria Bilenio Publicaciones, fue en su día galardono por el jurado de la mencionada convocatoria por el contenido poético de su texto y la utilización de la técnica del lápiz de color que imprime ternura a las ilustraciones. En el acto de presentación de La gota participarán, además de los autores, Verónica García, responsable de la Editorial Bilenio; la maestra de Educación Infantil, Juana Rosales; y el alumno Sergio Rodríguez.

GESTOS

Los autores de La gota nunca antes habían trabajado juntos. Para su autor, el profesor Daniel Martín, el texto se refiere a “la importancia que en nuestro futuro poseen esos pequeños gestos a los que apenas prestamos importancia, como una sonrisa o una caricia. Esos gestos pueden llegar a convertirse en grandes cosas para nuestra vida”, explica. Martín otorga una importancia capital al trabajo desarrollado por el ilustrador en un álbum infantil. “La conexión ha sido muy intensa con Rosa Marrero, que ha sido capaz de contar una historia paralela a la vez que narraba con su ilustración la historia que yo escribía. Hemos juntado coherentemente en este álbum dos maneras artísticas de entender una visión de la vida”, añade el autor.

Martín tiene publicados como escritor varios libros, aunque sólo dos álbumes infantiles, El monstruo y La gota. “En ellos siempre he buscado que cada lector lo disfrute desde su perspectiva íntima, independientemente de su edad. Por ello no estoy muy de acuerdo con el encasillamiento que padece la literatura infantil como género”, apostilla. Considera el autor de La gota que estos libros pueden llegar a convertirse en una herramienta fundamental en el aprendizaje de los jóvenes de Infantil, Primaria y Secundaria: “induce a la reflexión con textos cortos e imágenes sugerentes, nunca sin pretensión de moralizar. Mi experiencia como docente es que el álbum ilustrado es un instrumento de trabajo en sí mismo”.

Para Daniel Martín en estos últimos ocho años el álbum ilustrado “ha experimentado una profunda revolución. Existen editoriales que viven sólo de la publicación de este tipo de producto en el mercado del libro y los ilustradores se han dotado de las nuevas herramientas para elaborar sus propuestas artísticas. Todo ello sucede porque se venden, se leen, se admiran y se valoran como pequeñas obras de arte”, añade.

Martín destaca el papel que ha jugado la editorial canaria Bilenio en la publicación de La gota, que supone el primer álbum ilustrado de su catálogo. “Funcionan como una editorial 2.0, con absoluta transparencia. Tanto Rosa como yo nos hemos involucrado y comprometido económicamente como coeditores en este proyecto y la profesionalidad y generosidad de la empresa ha sido ejemplar.

EL TRAZO DEL LÁPIZ

La creadora Rosa Marrero es la primera vez que publica sus ilustraciones en un proyecto editorial. “Progresivamente me he entusiasmado cada vez más con la ilustración infantil”, confiesa esta artista cuya estética delicada y de frágil espíritu parece adaptarse como un guante de seda parece a cualquier propuesta textual. Marrero señala que se propuso en sus ilustraciones “que el texto nunca perdiera su protagonismo y que respondieran al aire poético otorgado por Martín”.

La ilustradora de La gota explica que sus dibujos contienen una historia propia: “introduje un personajito añadido que aparece y desaparece a lo largo del libro y que no es parte del texto de Martín”. No conocía al autor del texto y una circunstancia ajena al arte y a la literatura los pone en contacto. Rosa Marrero avanza que el álbum “es una metáfora de la vida misma. Explica la capacidad que tenemos de influir y repercutir en todo cuanto acontece con nuestros movimientos. El cuento empieza en una nube y acaba en una nube, pero esa nube va transformándose a lo largo del cuento y por lo tanto ya no es la misma nube. Avanzamos en espiral”.

Marrero ha empleado lápiz de color y ha empleado una gama de pocos tonos de color. “Me siento cómoda con el lápiz, me relaja”, dice. La creadora se propone a partir de ahora ilustrar otros trabajos, “aunque desconozco lo que la vida tiene escrito para mí”.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes
Foto