FERNANDO G. DELGADO DEPARTIRÁ CON SUS LECTORES EN LA BIBLIOTECA INSULAR PARA HABLAR DE SU ÚLTIMA NOVELA, “DE UNA VIDA A OTRA”

22 sep 2010

El periodista y escritor tinerfeño Fernando G. Delgado (1947) hablará en la sede de la Biblioteca Insular con los lectores el próximo día 30 de septiembre, a partir de las 20.00 horas, de su última novela publicada en la editorial Planeta De una vida a otra, dentro del programa que facilita el encuentro con diversos autores españoles impulsado en el marco del Plan de Fomento de la Lectura Leer es Vital del Cabildo grancanario. Al día siguiente, 1 de octubre, Delgado también estará presente en la Biblioteca Municipal Arnao de Telde, en donde a las 11.30 horas departirá con alumnos de dicho municipio, y se desplazará por la tarde a la sede del Ateneo Municipal de Vecindario, en donde a las 20.00 horas, igualmente intercambiará con el público impresiones sobre su última entrega editada el pasado año, en la que retrata la dura vida de Román, un niño internado en un reformatorio de los años 60.

Fernando Delgado es autor de novelas como Tachero (premio Benito Pérez Armas 1973); Exterminio en Lastenia (Premio Pérez Galdós 1979); Ciertas Personas (1989); Háblame de ti (1993); La mirada del otro (Premio Planeta 1995) y De una vida a otra (2009). Ha publicado hasta ahora cuatro libros de poesía: Proceso de adivinaciones (1981), Autobiografía del hijo (1995), Presencias de ceniza (2001), así como una selección de su obra poética con numerosos textos inéditos. Además, en 1995 recibió el Premio Ondas Nacional de Televisión por su tarea de difusión cultural en los telediarios de fin de semana, así como el Antena de Oro.

Según el autor tinerfeño, De una vida a otra trata de ahondar en torno a la formación de la identidad y la fuerza de un destino. “Durante años me pregunté qué habría sido de aquel muchacho que, mediados los sesenta, vi salir un día del reformatorio canario en el que yo daba clases, y al que por la gravedad de sus supuestos delitos trasladaban a un reformatorio modelo de la península, esposado. Casi cuarenta años más tarde intenté encontrarme en la red con aquel adolescente o con alguien que pudiera dar noticia de él. Ahí empieza esta novela”, según explica el escritor, que describe “cómo de pronto puede cambiar el destino de una persona por motivos que ignoraba. Y de qué modo esa misma persona busca al que fue y quiere volver a ser. Una novela sobre las peripecias de la identidad, pero también un relato sobre los caprichos del destino”, añade.

Román con el paso de los años se convierte en un pintor que contacta por Internet con su profesor de arte del reformatorio al que irá contando todos los recuerdos sobre su adolescencia en el internado, que habían permanecido ocultos hasta entonces. Román le explicará, entre otras cosas, cómo paso de ser un niño criado en el seno de una familia burguesa de la sociedad tinerfeña a acabar encerrado en un internado para delincuentes, huérfanos y niños abandonados.

El escritor, que confiesa que el libro que más veces ha leído en su vida ha sido La montaña mágica, de Thomas Mann, estima que el protagonista de su novela se ve abocado a inventarse una vida diferente para no afrontar una realidad demasiado dolorosa. "Tal vez todas las infancias tienen un lado vulnerable pero las que se recuerdan con desgarro son aquellas donde ha faltado cariño", apuntó el escritor que trabajó durante su juventud en un reformatorio de Tenerife.

El recuerdo que se guarda de la infancia es también otro de los temas de la novela. "Estamos hechos de pasado y el presente no lo percibimos hasta que pasa", resalta Delgado quien subraya que "los seres humanos estamos hechos de memoria que es lo que nos permite volver a vivir. Ahora está muy en alza la juventud pero considero que cuanta más edad se tiene y más información en el disco duro se acumula más rica es la vida, siempre que se administre bien", puntualizó.

Por otro lado, el autor defendió que este recuerdo de la infancia permanece con más fuerza y consistencia en la memoria de los hombres que en el de las mujeres. "Nos acompaña más, tal vez porque nos cuesta arrancar a madurar y por eso se sigue buscando a la madre en una amante". Quizás por ello el mundo femenino juega asimismo un papel importante dentro de la historia. "En aquella época eran las mujeres, madres, abuelas, vecinas, las que enseñaban cómo era la vida, también porque eran las que más hablaban", explica Delgado quien reconoce su predilección por el personaje de la abuela que habla sola por los pasillos y se queja de la vida en la cocina.

La Iglesia de aquellos tiempos aparece más que reflejada, debido, entre otras cosas, a su "enorme presencia y al sentimiento de culpa que acabó formando parte de la educación sentimental de toda la sociedad. Creo que esa obsesión por el pecado se ha eliminado, incluso entre los católicos de ahora", añade Delgado quien aplaude también "la desaparición de la doble moral que imperaba en la España de entonces".  Por ello es tan importante la duda para Delgado, quien rechaza el valor de las verdades absolutas: “La duda nos explica como seres humanos. Dios nos libre de los tipos de una pieza. Los tipos de una pieza se niegan la flexibilidad del alma, se niegan su parte imaginaria. No somos radicalmente nada” .

Desde que publicase su primera novela Tachero en 1973, Delgado nunca ha abandonado el mundo de la literatura. "Creo que, al fin y al cabo, la ficción nos explica mejor quiénes somos que la realidad", sentencia el autor quien matiza que el periodismo siempre le ha dado "libertad para escribir y muchas más satisfacciones".

El encuentro que mantendrá Fernando G. Delgado en Gran Canaria con sus lectores se enmarca dentro de la exposición 20 Libros, 20 de Noviembre, 20 Aniversario, una muestra itinerante impulsada con motivo de la celebración del veinte aniversario de la Declaración de los Derechos de la Infancia, con la que el Cabildo grancanario intenta demostrar el poder de la cultura y la lectura como instrumentos que pueden contribuir a forjar un mundo más feliz para todos los niños y niñas. La exposición, que desde finales del pasado año 2009 se ha exhibido en varios centros culturales de distintos municipios de la  isla, permanecerá abierta en Telde hasta el 15 de octubre.

El programa de Encuentro con Escritores previsto para el mes de octubre incluye también la participación de los autores Pablo Sabalza y Santiago Gil. El navarro Sabalza, presentará a los lectores el día 20 de octubre, a las 11.30 horas, su novela La cometa de miel en la Biblioteca Municipal de Arguineguín, mientras que el grancanario Santiago Gil, autor de Por si amanece y no me encuentras y Las derrotas cotidianas,  reflexionará sobre su obra el día 21 de octubre, a las 11.00 horas, en la Biblioteca Municipal Manuel Alemán de Agaete, así como el día 28, en la Biblioteca Municipal Central de Vecindario a las 19.30 horas. 

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes
Foto