EL ILUSTRADOR Y DIBUJANTE MIGUEL GALLARDO PROTAGONIZA UN COLOQUIO EN EL MARCO DE LA ACTIVIDAD DEL CLUB DE LECTURA DEL CÓMIC

30 oct 2012

El ilustrador y dibujante Miguel Gallardo protagoniza mañana, día 31 de octubre, a las 18.00 horas, en la Casa-Museo Pérez Galdós, un coloquio impulsado por el Club de Lectura del Cómic de la Biblioteca Insular del Cabildo, en el que avanzará al público las claves de su reconocida obra María y yo. Gallardo, que, en este volumen escrito en 2007, narra las situaciones vividas con su hija autista, María, de doce años, durante unas vacaciones en un resort de Canarias, es uno de los creadores más importantes de la reciente historia del cómic español. 

María y yo ganó premios como el Nacional de Catalunya en el apartado de cómic en 2008, y se convirtió al año siguiente en un documental que dirigió Félix Fernández de Castro, quedando finalista en los Premios Goya y en los Gaudí. El encuentro entre Miguel Gallardo y los amantes del cómic de la Isla, a buen seguro pondrá de manifiesto no sólo la calidad humana del autor, sino el ingenio y la vigencia de su trayectoria profesional.

Creador del irónico Makoki, personaje escapado de un frenopático que simboliza a la perfección la locura creativa de los años del underground español,  Gallardo ha construido  una trayectoria que le ha llevado de ideólogo de la llamada "línea chunga" a convertirse en uno de los máximos exponentes de la elegancia ilustrativa que practicaban los autores de la revista Cairo en la efervescencia de los ochenta, mediante una evolución continua e incesante y siempre encauzada por su corrosivo sentido de la sátira, como señala Álvaro Pons.

De Makoki a Roberto España pasando por El niñato, Buitre Buitraker, Perico Carambola, Perro Nick o Pepito Magefesa, los personajes de Gallardo -ya en solitario, ya con la ayuda de Mediavilla, Ignaci Vidal-Folch o Ramón de España- constituyen a la par un inmenso homenaje y una despiadada crítica de la cultura de masas del siglo XX.

Sobre el cómic María y yo hay que advertir que el pequeño y aparentemente simple relato de las vacaciones de Miguel y María es, ante todo, la declaración del amor de un padre por su hija, alegre y vitalista, pero también un acercamiento pausado y realista a la problemática del autismo, capaz de analizarlo desde la visión que no renuncia al optimismo.

Como explica el crítico Carlos Boyero, “Gallardo utiliza su arte con el lápiz para plasmar la vida de su hija, sus afectos, sus irrenunciables y salvadoras rutinas, sus obsesiones, su guía por el mundo a través de los para ella inolvidables nombres de la gente que ha conocido. María y yo es tan emocionante como didáctica”.

El estreno en julio de 2010 del largometraje documental María y yo, dirigido por Félix Fernández de Castro, responsable también del guión a partir de la historia original plasmada en papel, así como su posterior pase por festivales cinematográficos por lo ancho y largo de la geografía española, devolvió al cómic una renovada actualidad mediática.

En el texto que figura en la contracubierta del citado álbum puede leerse: “En este libro, Miguel Gallardo, acostumbrado a comunicarse visualmente con su hija María, quiere transmitirlo a sus lectores como si nosotros fuéramos ella y a través de sus dibujos entendamos su mensaje simple y breve de una manera inequívoca. Este libro rebosa imágenes que transmiten sensaciones y emociones de María, de su padre y de su entorno. Miguel, que desde hace años sabe que a María sus fantásticos dibujos la hacen feliz, la tranquilizan y la ayudan a comprender este a mundo, quiere utilizarlos también con nosotros para que compartamos las emociones de María hacia él y sus seres queridos”.

Dentro del cómic Gallardo también ha realizado algunas historietas para prensa, para ABC (tiras de Buitre Buitaker) o La Vanguardia (la serie Perico Carambola), pero desde finales de los 80, Gallardo relega la historieta a un plano secundario y se dedica principalmente a otras actividades relacionadas con el dibujo. Solamente vuelve a realizar historietas regularmente para la revista Viñetas de Joan Navarro alrededor de 1984 y desde entonces solamente realiza historietas de forma esporádica, como Un largo silencio o María y Yo (dedicadas a su padre y su hija respectivamente) o Emotional World Tour (realizada a cuatro manos con Paco Roca).
En los años 90, Gallardo desarrolla una importantísima carrera como ilustrador, llegando a ser muy reputado en el sector. Así, ha colaborado regularmente en el diario La Vanguardia o la revista de cine Fotogramas, y ha realizado abundantes portadas para libros (entre ellos, la de la versión en catalán de la archiconocida novela El diario de Bridget Jones).

 

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes
Foto