EL ESCRITOR PABLO ALBO Y LA ILUSTRADORA LUCÍA SERRANO EXPLICAN EN LA BIBLIOTECA INSULAR LAS CLAVES DE SU PROCESO CREATIVO A LA HORA DE CONCEBIR JUNTOS UN ÁLBUM ILUSTRADO

15 dic 2011

El jueves, día 15 de diciembre, el escritor y narrador oral Pablo Albo y la ilustradora Lucía Serrano protagonizarán, a las 19.00 horas, la actividad Creados a dos, impulsada por la Biblioteca Insular de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico y Cultural del Cabildo grancanario que preside Larry Álvarez, con la que se pretende dar a conocer al público el proceso creativo que tiene lugar en la producción de un álbum ilustrado acometido a cuatro manos. Ambos autores explicarán sus puntos de vista y se referirán a los aspectos que les motivan para coincidir en el nacimiento de un determinado producto editorial destinado por lo general al público infantil y juvenil.

Tanto Albo como Serrano han participado juntos como escritor e ilustradora en distintos proyectos editoriales, como Redondo, editado por Thule, ¿Rinoceronte? ¿Qué rinoceronte?, editado por Everest y Bolsillo publicado por República Kukudrulu. En este último nos acercan una historia ilustrada plagada de recuerdos y de detalles tiernos envueltos con una tónica de humor absurdo muy adecuada para todos los públicos lectores.

Los cuentos de Pablo Albo son siempre sorprendentes. Rescata ideas de lugares donde el resto de los mortales sólo vemos cosas, y lo hace con tanto sentido del humor, que es inevitable sorprenderse. El trabajo de Lucía Serrano, que ha ilustrado muchas de las historias concebidas por Albo, complementa a la perfección el sentido y el espíritu de los textos creados por el alicantino.

Pablo Albo tiene publicados veintisiete libros infantiles. Ha participado en cinco libros de cuentos para adultos. Ha sido traducido al inglés, al alemán, al francés, al italiano y al portugués. Ha recibido los premios Ciudad de Alicante 2003, Lazarillo 2008, Villa d'Ibi 2008, Leer es vivir 2009 y tres de sus libros han aparecido en The White Ravens, la lista de los 250 mejores del mundo que realiza cada año la Internationale Jugendbibliothek (Biblioteca Internacional de la Juventud), con sede en Munich.

Por su parte la ilustradora catalana Lucía Serrano cuenta con diversos galardones por sus trabajos, entre ellos el premio de álbum ilustrado Princesa de Éboli por El día que olvidé cerrar el grifo (Sopa de Cuentos) o el premio A la orilla del viento que convoca el Fondo de Cultura Económica. ¿Ilustradora o cuentista? A Serrano le gusta más sentirse cuentista, “porque aquel que cuenta lo hace en cualquier sitio, y por cualquier medio. Y pareciera que siendo ilustradora tuviese que olvidarme de las palabras”, señala.

Lucía Serrano explica cómo se inició su relación profesional con Pablo Albo. “Cuando vio el libro de El día que olvidé cerrar el grifo me fichó, y a partir de ese momento me ha ido sugiriendo como ilustradora a las editoriales para aquellos textos en los que le parecía que haríamos buen equipo. Para mí ha sido todo un lujo. Me siento muy identificada con su manera de jugar con las palabras. Y cuando le leo tengo la sensación de que cada palabra está donde está porque tiene que ser así. ¿Sabes cuando encuentras un pie que le va perfecto a un zapato? Pues algo así me pasa cuando ilustro al señor Albo”, añade.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes
Foto