EL CLUB DE LECTURA DE LA BIBLIOTECA INSULAR SE SUMA A LA PROGRAMACIÓN DEL CÓMIC-FEST, QUE TIENE LUGAR EN GRAN CANARIA ESPACIO DIGITAL

02 feb 2012

Mañana viernes, 3 de febrero, tendrá lugar a las 18.00 horas, en la sede de Gran Canaria Espacio Digital, la sesión que el Club de Lectura del Cómic, que dirige Luciano Díaz, desarrolla habitualmente en la Biblioteca Insular, gestionada por el Cabildo grancanario a través de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico y Cultural, que dirige Larry Álvarez.

La actividad se traslada al mencionado centro cultural con motivo de la celebración de la primera edición del Gran Canaria Comic-Fest, que hasta el próximo 15 de marzo se incluye un amplio programa de actividades en torno al denominado Noveno Arte.

En esta ocasión el Club de Lectura del Cómic analizará la obra Pyongyang, un cómic de tono minimalista dibujado y guionizado por el técnico de animación canadiense Guy Delisle (1966) que representa un tratado sobre la vida actual del lugar retratado, Corea del Norte.

Pese a que ha trabajado para varios estudios de animación, Guy Delisle es más conocido por sus novelas gráficas. Sus trabajos más famosos son Shenzhen (2000) y Pyongyang (2003) que relatan sus experiencias en sendas ciudades asiáticas.

Guy Delisle nació en 1966 en Quebec. Una vez culminados sus estudios de artes plásticas en Sainte-Foy y en Toronto comienza a trabajar en 1986 en el estudio CinéGroup en Montreal. Tras cerrarse el estudio un año después, Delisle emprende un largo periplo por Europa. Trabaja durante seis meses en Munich y, posteriormente en Berlín, Valence y, finalmente, Montpellier, localidad en la que reside desde 1991. En 1993 enseñó animación en la isla de La Reunión y en 1994 realizó un cortometraje para niños titulado Trois petits chats.

LA MILITANCIA DE DELISLE

Por Luciano Díaz

La casualidad -el sino o la fatalidad- ha querido que el día que se comentaba la obra de Seth, La vida es buena si no te rindes- se presentara para su lectura a lo largo del mes de enero para el correspondiente cómic-forum en febrero la obra de Delisle.

Ambos autores se recrean en observar y plasmar la realidad, los pequeños hechos cotidianos, solo que Seth más preocupado por su introspección mientras que Delisle es más militante. O no. Entendemos por militante, la toma de postura ante un problema. Delisle lo hace sin hacerlo. Solo levanta acta de la realidad cual notario. El lector puede y debe, debería, tomar conciencia y quizá rechazar la vida sin libertad. La que en diferentes grados de represión/libertad encontramos en la Corea del Norte, pero también en la China de Shezen (2000,) o en la Birmania de Crónicas Birmanas (2006) o en las Crónicas de Jerusalén (2011).

La serie se inicio con Shezen pero fue Pyongyang la primera que se publicó en España de estas llamémosles crónicas histórico-geográficas. No en vano, he usado a este autor en mis clases de Sociales en el instituto.

Y tiene sentido pues sin dejar de ser un slice of lice -experiencias personales, algo de intimismo, la cotidianeidad- es también una crónica social del mundo. Crónica elaborada mientras seguimos a Delisle por todo el mundo en su trabajo de director de animación de series que Occidente subcontrata en Asia. Así descubrimos que lo sorprendente de Corea del Norte no es ser uno de los últimos países comunistas. Ni siquiera ser la única dinastía “hereditaria“ y “reinante” del comunismo. Lo extraño es que al menos una parte de su economía esta encuadrada en el engranaje del capitalismo globalizador: como dice Delisle en alguna obra: los comunistas trabajan para que los padres de occidente puedan tener entretenidos a sus niños los sábados por la mañana.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes
Foto