EL AUTOR DEL CÓMIC “LAS AVENTURAS DEL CAPITÁN PÍO-PÍO” DEPARTE CON LOS LECTORES SOBRE LAS PROEZAS DE SU PUSILÁNIME HÉROE

24 nov 2011

El viernes, día 25 de noviembre, el autor del popular cómic Las aventuras del capitán Pío-Pío, Pedro Rodríguez Carballido, protagonizará a las 18.00 horas, en la sede de la Bilioteca Insular (entrada libre), un encuentro con los lectores del Club de Lectura del Cómic que coordina el profesor Luciano Díaz. La mencionada iniciativa que se traslada al museo galdosiano debido a las obras de ampliación que se ejecutan en la actualidad en la Biblioteca Insular, persigue dar a conocer al público las claves y pautas de creación que distintos autores siguen habitualmente en sus procesos de trabajo a la hora de producir sus obras.

En este caso, el Club de Lectura que coordina Díaz propone el encuentro con el autor Rodríguez Carballido, creador del superhéroe canario con problemas de sobrepeso y personalidad pusilánime, el Capitán Pío-Pío, cuyas historias han sido editada en un álbum por Anroart Ediciones. Este libro es un recopilatorio de la serie homónima publicada por Caballido bajo el seudónimo Zanahorio en las páginas semanales de DeBelingo, suplemento juvenil semanal del diario Canarias7.

Para la edición de Anroart se seleccionaron 101 de las 113 páginas aparecidas en dicho suplemento, más una página inédita, ilustraciones de otros autores canarios como Alberto Hernández, Anu Jato y Eduardo González sobre el personaje, y dos introducciones elaboradas por la periodista Esperanza Pamplona y el guionista Aitor Guezuraga.

Luciano Díaz, uno de los fundadores de la Asociación Arkham de Amigos del Cómic de las Palmas de Gran Canariua, señala que la condición de periodista y master en Relaciones Internacionales del autor ilustrador Carballido, le permite “parodiar a través de su rellenito personaje igual el espíritu de los propios superhéroes y la identidad canaria, que la situación socioeconómica del mundo contemporáneo”. Para Díaz, la reedición de Anroart ha permitido que “esta obra de calidad creada en aquellos días en los que el frikismo era tangible en la ciudad, perviva compartida entre antiguos y nuevos lectores”.

Las aventuras del capitán Pío-Pío, según cuenta su autor, Pedro Rodríguez Carballido, recoge en una edición de más de 100 páginas a color, “las proezas de superhéroe canario con problemas de sobrepeso y personalidad pusilánime que lucha (o no) por la justicia en un futuro cercano en que Canarias es la mayor potencia mundial y el mundo se divide en dos tipos de personas: los que son canarios y los que quieren serlo”.

UN SER ANODINO

Para Carballido Pío-Pío es un ser anodino, todo lo contrario de un héroe: “No vive la vida con la pasión suficiente. Es un hombre sin ninguna iniciativa. Pío Pío es súper poderoso, pero no tiene iniciativa, ni dirección ni una idea clara de lo que quiere. Nunca pierde una pelea, pero nunca sabe en qué peleas meterse. No lo veo reivindicando nada ni uniéndose a ningún movimiento como el de los indignados, por ejemplo”.

¿Tienen los héroes que mantener necesariamente una visión desprejuiciada de la realidad para cumplir con sus objetivos? Carballido señala que “el problema del Capitán Pío Pío es que no tiene objetivos. No sabe qué hacer. Se siente impotente casi todo el tiempo. No es mal tipo, así que intenta ser ecuánime y no tener prejuicios, pero en parte es así porque es incapaz de tener un criterio determinado”.

HERIR SENSIBILIDADES

Sobre la finalidad de su aventura y su propuesta el autor añade que no sabría decir si el público siente adhesión y simpatía por el Capitán Pío Pío. “Siendo una serie satírica, yo entendía que mi ética profesional me obligaba a ser crítico y molesto. Frente a aquellos que intentan no herir sensibilidades, yo me propuse herir todas las sensibilidades”, asevera.

A juicio del autor, si hablamos de un posible panorama para el cómic en Canarias habría que diferenciar la situación para los autores y para los editores. “Para los autores, la industria internacional del cómic está muy descentralizada desde hace décadas. Los autores están repartidos por todo el mundo. En La Palma vive un francés que hace años hizo una biografía sobre Gengis Khan que se publicó para el mercado galo. En Telde vive un tal Javier Pulido que hace cómics para editoriales americanas. Para los editores, el mercado canario es tan pequeño que no es rentable. Las únicas opciones son que los editores publiquen para fuera de Canarias o que la iniciativa de publicar venga de medios masivos, como ocurrió con el Canarias7, que en sus suplementos juveniles e infantiles llegó a publicar varios cómics, convirtiéndose de hecho en el mayor editor de Canarias”.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes
Foto