El Club del Cómic de la Biblioteca Insular analiza la obra ‘Crónicas de Jerusalem', de Guy Delisle

05 jun 2014

Este viernes, 6 de junio, a partir de las 18.00 horas, en el Aula de Apoyo 2 de la Biblioteca Insular del Cabildo de Gran Canaria (Calle Remedios, 7, Las Palmas de Gran Canaria), el Club del Cómic del citado centro propondrá a sus seguidores adentrarse en la obra ‘Crónicas de Jerusalem', en la que el canadiense Guy Delisle muestra su personal visión de uno de los conflictos más enquistados de la actualidad, el que enfrenta a palestinos e israelíes desde hace décadas.  

Tras un año en Jerusalén acompañando a su pareja, miembro de Médicos Sin Fronteras, Guy Delisle diseñó este cómic doméstico en el que muestra su lado más hogareño (mientras su mujer trabajaba, él se hizo cargo del cuidado de sus hijos), pero también, y sobre todo, las numerosas peculiaridades, extravagancias y absurdos propios de Jerusalén, que fue descubriendo en sus vagabundeos: las restricciones a la libertad de desplazamiento, los cacheos e interrogatorios sistemáticos, los enfrentamientos entre las diversas comunidades que gestionan el Santo Sepulcro... Esta obra de Delisle obtuvo el Premio al Mejor Álbum en el Salón Internacional del Cómic de Angulema hace dos años.

Todo ello aderezado con un estilo sobrio y un agudo sentido del humor, con un dibujo sintético que presta mucha atención al detalle relevante, posiblemente heredado de su trabajo como animador, y sobre todo de algo tan etéreo e importante como el ritmo y la gracia. Al igual que hace con sus demás obras, en cada viñeta brilla la sencillez, y dota a cada una de la oportuna carga argumental. El dibujo nos vuelve a dejar nostalgias de Hergé.

Si exceptuamos el cómic infantil ‘Luis va a la playa' y la recopilación de historias más experimentales, ‘Cómo no hacer nada', la obra del canadiense publicada en España denota una especialización en lo que podríamos llamar "libros de viajes".

Delisle mantuvo durante su estancia en la capital israelí un blog titulado ‘Jerusalén, un canadiense errante en la Ciudad Santa'  (http://www.guydelisle.com/blog/jerusalem), en el que explicaba sus experiencias cotidianas con el mismo espíritu presente en sus anteriores obras: mostrar una realidad social compleja sin caer en la complacencia o en la toma de partido. Se interesa más por la historia y la cultura de Jerusalén y alrededores que por su situación política, y tampoco intenta imponer una visión crítica. De hecho, aunque se puede percibir de forma latente a lo largo de casi todo el libro, no es casi hasta el final que Delisle se atreve a hacer explícita su animosidad hacia el gobierno israelí.

En ‘Crónicas  de Jerusalem', Guy Delisle construye un puente capaz de acercarnos una realidad cotidiana que suele quedar eclipsada por los grandes titulares del conflicto palestino-israelí.

Guy Delisle nació en 1966 en Quebec. Una vez culminados sus estudios de artes plásticas en Sainte-Foy y en Toronto comienza a trabajar en 1986 en el estudio CinéGroup, Montreal. Tras cerrarse el estudio un año después, Delisle emprende un largo periplo por Europa. Trabaja durante seis meses en Múnich, y posteriormente en Berlín, Valence y, finalmente, Montpellier, localidad en la que reside desde 1991. En 1993 enseñó animación en la isla de La Reunión y en 1994 realizó un cortometraje para niños titulado ‘Trois petits chats'.

Su primer libro fue publicado por L'Association  en 1996. Sus obras han sido traducidas a varios idiomas. De Guy Delisle, se han editado también en castellano tres de sus trabajos más representativos: ‘Shenzhen', ‘Pyongyang' y ‘Crónicas birmanas', así como el recopilatorio de historias cortas ‘Cómo no hacer nada', todos ellos en Astiberri, y ‘Luis va a la playa', publicado por Faktoría K. 

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes
Foto Foto
El autor de cómic canadiense Guy Delisle
Foto