La Biblioteca Insular del Cabildo propone la undécima edición del Circuito de Cuentos Eróticos por los rincones de Vegueta

05 may 2016

La Biblioteca Insular de Gran Canaria impulsa este viernes, 6 de mayo, una nueva edición de la sugerente iniciativa ‘Cuentos eróticos por los rincones’, un itinerario de narración oral previsto, a partir de las 23.00 horas, por distintas zonas del barrio histórico de Vegueta y con el concurso de los cuentistas profesionales Inés Bengoa, Celso Sanmartín, Almudena Francés y Héctor Urién, a los que se unirá otro nutrido grupo de narradores en la última sesión prevista.

La actividad, que desde hace diez años demuestra la capacidad de influjo y deleite erótico que puede tener la palabra, arrancará de la mano de la narradora navarra Inés Bengoa, a las 23.00 horas, en la Plaza de las Ranas, a las puertas del centro bibliotecario gestionado por el área de Cultura del Cabildo grancanario, y concluirá, ya entrada la madrugada, en la Plaza Francisco María de León, con la intervención de un popurrí de narradores. A lo largo del recorrido por Vegueta una banda dixieland irá templando los ánimos que imponga la noche.

Sobre las 23.30 horas, la comitiva se trasladará desde la Biblioteca Insular a la Plaza del Pilar Nuevo, donde tomará la palabra el gallego Celso Sanmartín, para proseguir con la valenciana Almudena Francés en la Plaza del Espíritu Santo (al filo de las 12.00 horas) y, más tarde (12.30 horas), en la Plaza de San Antonio Abad, con el madrileño Héctor Urién.

La narradora pamplonesa Inés Bengoa confiesa que “a pesar de que vivimos rodeados de imágenes y contenidos eróticos -en publicidad, películas, series, literatura, chistes...- no encontraba nada con lo que pudiera sentirme identificada para articular una sesión de cuentos para adultos”. Sostiene que “el erotismo que día a día nos acompaña está lleno de tópicos, roles y estereotipos que, a decir verdad, no tienen mucho que ver conmigo. El erotismo es algo muy íntimo porque parte de cada uno y cada una de nosotras”, añade. El resultado de su búsqueda personal se aglutina en un puñado de historias de distintas tradiciones amalgamadas que compartirá con el público. Sus historias suelen empezar por el principio, por el comienzo del mundo. Y desde ese comienzo Bengoa nos presenta escenarios y épocas en las que el placer y el deseo sensual han estado presentes. “Mujeres y hombres de todos los tiempos han experimentado el erotismo con más o menos curiosidad, más o menos miedo, más o menos libertad”, concluye.

Para el gallego Celso Sanmartín, “el quehacer de los contadores y contadoras se sustenta en la tradición de comunicarse. Con el auge de los contadores de cuentos se da a valer el contacto entre personas y la comunicación desinteresada por el gusto de hablar que se está perdiendo, pese a que existe la necesidad de hacerlo”, explica el narrador que se inició en esta actividad con 14 años. Para Sanmartín “el narrador debe estar enamorado del cuento. Un cuento nunca es un cuento solo: puede contener varios o estar fabricado con retales de varios; es raro no contarlo con alguna anécdota que hace que la narración varíe”.

La valenciana Almudena Francés asegura que “la curiosidad me lleva a hacerme muchas preguntas y los cuentos me ofrecen respuestas sorprendentes, además de nuevas preguntas que me ayudan a crecer. Un día empezó a contar y le atrapó aquello de poner palabras a los hechos, narrar lo inenarrable, oír el silencio y ver cómo el cuento emergía. Promotora del Festival de la palabra, imparte cursos a maestros y padres que quieren saber cómo contar. “Vivo pensando cómo transmitir la pasión por la lectura y de qué manera crear adicción a los cuentos, a la vida”, dice.

Las sesiones del madrileño Héctor Urién se desarrollan en la línea de las intervenciones de Roberto Benigni o Dario Fo.  Sus cuentos son un compendio de situaciones, historias que desnudan el amor y provocan todo tipo de emociones en el espectador que lo disfruta, de la risa al romanticismo, de la sensualidad al misterio, todo en el tono cercano y emocionante de un verdadero iniciado en el oficio más antiguo del mundo: contar mentiras.

Como narrador escénico el proyecto más original e ilusionante de Urién está relacionado con ‘Las mil y una noches’, que cuenta una por una cada martes en un pequeño teatro del centro de Madrid desde hace más de cien noches. Narrador de cuento breve y directo, con mucho contacto con el público, Isabela Méndez ha dicho de él: “Entreteje historias con cariño y humor. Nos brinda su voz cálida y su presencia cercana creando una intimidad y un imaginario donde la ternura y la risa van de la mano”.

Héctor Urién vive en Madrid, ha participado en varios festivales nacionales e internacionales, codirige el festival anual “Ávila de cuento” y recientemente ha publicado en la editorial Palabras del candil el ensayo: La narración fractal: arte y ciencia de la oralidad, donde presenta una perspectiva novedosa y sorprendente de la narración apoyándose en la teoría del caos y en la geometría fractal.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes
Foto
La narradora Almudena Francés
Foto
El narrador Héctor Urién
Foto
El narrador Celso Sanmartín
Foto
La narradora Inés Bengoa
Foto